Cómo limpiar zapatos de esparto

Todos tenemos o hemos tenido alguna vez unas alpargatas o zapatos de esparto, sin embargo, no todos sabemos afrontar de forma acertada el mantenimiento y la limpieza de las mismas. Aunque es sabido, cabe destacar que es inadecuado lavar las alpargatas como el resto de calzado, ya que hacerlo de una forma incorrecta podría dejarlas completamente inservibles. Pero obviamente, no tiene por qué tratarse de zapatos de usar y tirar, sino que es preciso mantener y limpiar el esparto. Eso sí, siempre de manera apropiada para alargar su vida útil y conservarlo en buen estado.

Descubre en Vidorreta cómo limpiar zapatillas de esparto, cuñas de esparto, zapatos de esparto o alpargatas. Así que, ¡toma nota!
 

MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA DE ZAPATOS DE ESPARTO

La principal norma respecto a este tipo de calzado es mantenerlo lo más alejado del agua posible. Es impensable meter las alpargatas de esparto en la lavadora, el resultado será nefasto, así como no es nada recomendable usarlas en un día de lluvia. Evidentemente, cuando el esparto entra en contacto con el agua tiende a hincharse y deshacerse, por lo que mojarlos es perderlos definitivamente. Incluso es recomendable guardarlas en lugares secos, alejados de la humedad. Pero no solo de esparto están fabricados este tipo de zapatos, la loneta que compone la mayoría de las alpargatas cerradas también tiende a estropearse si se moja. 


Una vez dicho esto, está claro que limpiar los zapatos de esparto requieren de un trato especial. Justamente de ese trato vamos a hablar a continuación, para que ese par de alpargatas que tanto nos gusta pueda ser usado durante todo el verano y aguantar hasta el siguiente inclusive, y en perfecto estado. De esta forma, no solo estaremos manteniendo la estética del zapato, sino que también estaremos cuidando nuestra comodidad y evitando las posibles y molestas rozaduras, por ejemplo. Aprende cómo limpiar el esparto, paso a paso.

CÓMO LIMPIAR LOS ZAPATOS DE ESPARTO, CUÑAS DE ESPARTO Y ALPARGATAS

Tenemos nuestras alpargatas y no solo queremos darles un uso adecuado, sino que deseamos que se mantengan tan flamantes como el primer día y alargar su vida útil todo lo posible. Para ello es preciso tener en cuenta ciertos aspectos y seguir unas pautas concretas, las cuales facilitaremos a continuación. En el caso de que las esparteñas se hayan despegado por alguna zona, es posible pegar con silicona las tiras de esparto a la lona. También cabe la posibilidad de ponerle un poco de barniz a la zona pegada y del esparto para mejorar aún más su apariencia. Ahora llega el momento de la limpieza en sí, como ya hemos dicho con anterioridad, está totalmente prohibido meter las alpargatas en la lavadora o directamente debajo de un grifo. 

Procederemos, en primer lugar, a espolvorear polvos de talco por el esparto dejándolos reposar un rato para que absorban las manchas, después de esto, habrá que frotar con un cepillo para eliminarlas por completo. Una vez frotadas, aconsejamos introducir un trapo, preferiblemente de microfibra, en el interior de la alpargata. Con esto, además de caber la posibilidad de que alguna mancha del interior se absorba, evitaremos que cale la humedad del siguiente paso a la suela. El paso siguiente consiste, simplemente, en usar jabón con un poco de agua y frotar la zona de la loneta, bien con un cepillo o con un trapo, también de microfibra, pues no suelta hilos. Si se prefiere, también puede usarse amoniaco en lugar del jabón, eso sí, ha de estar en todo caso rebajado con agua. Ya solo nos quedará retirar los restos de jabón que hayan podido quedar y dejarlas secar, preferiblemente que no sea a pleno sol. 



Ahora todos sabemos cómo se mantienen y se limpian los zapatos de esparto, tan solo nos queda llevarlo a la práctica y mantener nuestras alpargatas como el primer día.
Facebook Twitter Pinterest' Google +' Email
Comentarios del post
Nuevo comentario