5 consejos para evitar rozaduras en los pies | BLOG VIDORRETA

5 consejos para evitar rozaduras en los pies

Llevar un buen calzado es crucial para evitar las temidas rozaduras en los pies. Todos estos problemas en los pies, a la larga, pueden ser bastante molestos, y si no estamos acostumbrados a llevar el calzado adecuado, se pueden llegar a deformar los dedos de los pies y tener dolor crónico en ciertas zonas de la planta. Es muy importante saber cómo evitar que un zapato roce, porque de esta manera podemos seguir nuestra jornada sin ningún problema ni molestia. Vamos a proponer una serie de consejos que todos podemos poner en práctica para estrenar unos buenos zapatos y evitar rozaduras.

evitar rozaduras en los pies Vidorreta
 

¿CÓMO EVITAR LAS ROZADURAS DE ZAPATOS?

ELIGIENDO LA TALLA CORRECTA

Aunque parezca muy obvio, este primer consejo es el más importante de todos. Unos zapatos demasiado grandes o pequeños pueden producir rozaduras y dolor de pies, tanto en los dedos como en la parte del talón. Una talla adecuada ayudará a evitar este problema y a tener unos pies más sanos.

APLICANDO CREMA HIDRATANTE

Si los zapatos son algo duros por dentro, aplicaremos crema hidratante en las costuras interiores y en los bordes para evitar que rocen. De esta manera la piel se vuelve más suave, resbaladiza y ayudará a proteger la piel frente a posibles ampollas que nos puedan salir. Es muy importante que el material de los zapatos sea de calidad para evitar que esto suceda. Una piel suave y bien tratada es lo ideal. ¡Descubre nuestras espardeñas que te permitirán disfrutar de la comodidad con materiales de máxima calidad!

evitar rozaduras en los pies Vidorreta_2
 

UTILIZANDO EL CONGELADOR

Este truco es uno de los más efectivos, ya que podemos conseguir aumentar incluso una talla de zapato. Solo queremos evitar posibles rozaduras, así que lo más adecuado es meter una bolsa con agua dentro del zapato al congelador. Tras unas horas veremos el resultado.

CON AYUDA DEL ZAPATERO

Un recurso que nunca podemos pasar por alto es llevar los zapatos a un zapatero para dar de sí la horma del zapato. Es decir, aumentar el ancho para evitar que rocen y sean unos zapatos cómodos y útiles.

CON AGUA O ALCOHOL

Para evitar rozaduras del talón o cualquier otra zona también se puede impregnar la zona del zapato con agua caliente o alcohol y ponerse inmediatamente el zapato. Cuando seque, este habrá dado un poco de sí y lo más importante, ya no habrá posibilidad de rozaduras. En este caso concreto, hay que tener mucho cuidado con el material del mismo, ya que si la piel es muy porosa puede llegar a dejar marca. Emplearemos agua en lugar de alcohol.

PRIMER USO: EN CASA

Para aprender cómo evitar ampollas en los pies, primero hay que estrenar los zapatos uno días antes para andar por casa. De esta manera, estaremos dando de sí su forma y adaptándolo a la del pie. Al salir a la calle ya estaremos acostumbrado y no habrá ningún problema ni dolor.

EXFOLIACIÓN DE PIES

Al igual que se puede aplicar crema hidratante en los bordes del zapato, exfoliar los pies también es muy importante para evitar las rozaduras de los zapatos. Tras la higiene diaria, es recomendable exfoliar los pies con un producto adecuado con ingredientes naturales, como el azúcar o la sal, pues sus gránulos son perfectos para esto. Estaremos aumentando la suavidad y comodidad en la zona. Aplicando alguno de estos consejos podemos conseguir usar los zapatos que queramos. Tan solo hay que estar al tanto de cómo podemos evitar las rozaduras en los pies para que salir a caminar sea un ejercicio productivo y agradable. Los pies también necesitan de cuidados especiales y tratamientos adecuados, así que cuidarlos es primordial, así como utilizar un buen calzado que se adapte a nuestro cuerpo, como sandalias o alpargatas de esparto de calidad. ¿Qué te han parecido estos consejos?
 
evitar rozaduras en los pies Vidorreta_3

¡Descubre nuestra amplia colección de alpargatas hombre o alpargatas mujer!
Facebook Twitter Pinterest' Google +' Email
Comentarios del post
Nuevo comentario